Salvados, y el problema de la moda: Fast Fashion o fashion victims

Ayer vi el programa Salvados de Jordi Evole, titulado “Fashion Victims” acerca de quién, cómo y dónde se fabrica la ropa que compramos a las grandes marcas. Realmente, como bien dicen varios de los entrevistados, el problema no solo es causado por Inditex, o H&M, o cualquier marca de ropa… es un problema sistémico. Pero después de verlo sentí que tenía que plasmar mi opinión. Lo que más me dolió es que yo tenía aún la creencia (inocente de mí) de que Inditex producía en Galicia. Me suena que lo escuché en algún momento y lo asumí como verdad incuestionable con el paso de los tiempos. Sin embargo, está claro que no es así, sólo tenía que mirar la etiqueta de lo que compro, algo que como se ha visto en el programa casi ninguno hacemos.

Me sacó un apenado “joder…” ver las condiciones en las que trabajan las empleadas de Camboya, que no saben lo que son las vacaciones ni tampoco se protegen debidamente en las áreas de corte de telas. Cobran unos 150 dólares al mes. Pagan unos 45 dólares por la vivienda. Aquí en España, una empresa que aparece en el programa y que promueve que se fabrique en España dice que paga 1.100€ a las trabajadoras. Jordi dice que es un salario digno. Comparándolo con el de la chica camboyana, esta trabajadora tendría que poder conseguir una vivienda por un tercio de su salario, unos 360€. Como mucho, podrá tener una habitación compartida.

Pero de todo el programa lo que me sacó un “joder!…” más doloroso fue el testimonio de la señora/empresaria/cosedora gallega a la que desde Inditex promovieron que montara hace años un taller en Galicia para fabricar para ellos, y se metió. Cómo le dijeron (presuntamente y siempre según su testimonio) de viva voz que no podía tener otros clientes. Y cómo con el tiempo se ve que no puede cumplir con los plazos, o que le bajan los precios… hasta que no puede hacer otra cosa que explotar a sus trabajadoras o cerrar.  El problema no es evidentemente (solo) de Inditex sino del sistema entero. Porque lógicamente son empresas y si pueden fabricar por 3€ en lugar de por 8, lo van a hacer, pero que acepten fabricar en países en los que las condiciones son de explotación me parece deplorable. Y ya no solo por las personas, que ya es suficiente, sino también por mantener el planeta ya que estos países se pasan por el forro eso de depurar las aguas, no echar al río los desperdicios, etc.

Quizás te interese también...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *