Coro Gospel Living Water, o hacer algo por pura pasión

La semana pasada mi suegro nos invitó a su parroquia a un concierto de un coro gospel, llamado Living Water. El año pasado fue él y le gustó tanto que este año nos compró entradas para que fuéramos con él. Así que fuimos.

De los coros gospel sólo sé que me gusta ese tipo de música, en voces americanas, que las canciones son algunas (para mí) muy buenas musicalmente hablando, que me encanta la música en directo y sobre todo con banda. Además, que el primer día que estuvimos en NY nos fuimos a Harlem en metro para ver un coro gospel en la Abyssinian Church y nos impresionó totalmente (por cierto, si queréis ir no lo hagáis como os lo ofrecen en las agencias, sino id por libre, ya que no hay que pagar, sólo la voluntad, y no como lo organiza esta gente que te cobra por todo).

Así que fuimos, y yo no esperaba nada absolutamente. Sin embargo sólo empezar a cantar y a tocar y ya empecé a pensar que lo iba a disfrutar. Sólo unos compases. Fue increible, me encantó, y sobre todo en la primera parte (hicieron un pequeño descanso para cambiarse de ropa) me emocioné.

La banda tocaba muy bien, les falta un bajista (que lo llevan secuenciado) pero aún así era muy potente, con dos teclados, batería, percusión, guitarra y saxo. Yo sólo pensaba en cómo disfrutaría tocando la batería con ellos (me faltaría bastante ensayo…). Y después el coro, de unos 40 miembros y la directora. Tres o cuatro miembros hacen de solistas, unos con mejor resultado que otros. Impresionantes en su global. Además, el equipo de sonido y un cámara que graba en video.

Mis peros serían: el bajo para tener todo el directo controlado, alguna de las canciones seleccionadas, la disposición del repertorio (la primera parte mucho mejor en mi opinión que la segunda), el técnico de sonido (al que en los momentos de “caña” se le olvidaba que había un solista al que también hay que oir) y algún solista que no daba la talla, bien por no tener voz o por no “creerselo”. Sin estos peros, para mí habría sido el concierto perfecto.

Con todo ello, me gustó tanto que esta semana he investigado sobre ellos. Son gente que hacen esto desinteresadamente. Ensayan todas las semanas y dan conciertos simplemente por el hecho de disfrutar cantando o tocando. Muchos por el hecho de pertenecer a algo que inspira sensaciones muy bonitas en su global, y que individualmente serían incapaces de transmitirlo. Estupendo. Qué bonito hacer algo simplemente por pasión.

Os dejo con un video suyo. Si tenéis oportunidad de verlos en directo, os los recomiendo. Creo que no os defraudará en absoluto.

2 comentarios

  1. Hola david!!
    Ante todo darte las gracias, por la publicidad y la critica hacia nosotros.
    Formo parte del coro gospel Living water y me alegro de que apesar de esos peros te gustara! estamos creciendo cada vez mas y sin duda seguro que te gustaría ahora mas que antes!
    Aprobecho para dejarte ademas de un beso, la publi de que estaremos el dia 20 y 21 de Diciembre, dando nuestros tipicos conciertos de navidad en el Teatro Nuevo Alcalá 🙂 Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *