Pues vaya susto…

Escribo esto desde el hospital… ayer en una revisión ginecológica en la semana 32 del embarazo a la doctora se le ha ocurrido ponerle un monitor a mi mujer Bego. Para nuestra sorpresa, tenía contracciones!! Es relativamente normal tenerlas, e incluso tienen un nombre: Braxton hicks. El “problema” es cuando las tienes cada tres o cuatro minutos…

Desde ayer estamos en La Paz para que se las corten, puesto que aún no es el momento de que Sandra llegue a este mundo. Si todo va bien, hoy o mañana nos iremos para casa y Bego tendrá que hacer reposo. También le han puesto una inyección de corticoides para madurar los pulmones de Sandra, no sea que en una de estas sí que se venga de verdad.

Sandra, espérate un poco, hija… 🙂

Quizás te interese también...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *