Milanuncios.com, vendida por 100 millones de euros, y mi experiencia con ellos

Ayer nos desayunábamos con la noticia de que Segundamano (Schibsted) ha comprado el 100% de Milanuncios.com por 100 millones de euros, 50 millones en cash y un 10% de Schibsted Classified Media (la empresa propietaria de Segundamano, Anuntis, coches.net, fotocasa…) que está valorado en otros 50 millones. Es la mayor operación de los últimos tiempos, por encima de la venta de Tuenti a Movistar hace poco.

Hay muchos análisis muy buenos sobre la operación, como los de Julio Alonso o de Javier Martín de Loogic. No voy a hacer el mío, no lo voy a hacer mejor.

Yo voy a contaros mi experiencia con Ricardo G. C., el dueño de milanuncios y un tipo tremendamente rico en estos momentos. Contacté con Ricardo allá por mayo de 2011, y se vino a la oficina a hablar. Un tío llano, que sabía lo que quería y lo que tenía entre manos. Hacía poco que había dejado un acuerdo con Terra y vi una oportunidad en representar su inventario de motor. Después de hablar de su inmensa audiencia, y eso que no era el lider en esos momentos, le hicimos una propuesta de cuánto creíamos que le podíamos generar. Era una cifra considerable. Pero para ello debía poder separar la comercialización de auto del resto de la web. Y él estaba buscando alguien que le gestionara el inventario completo. Le gustó la idea de cómo hacemos nosotros las cosas, y de segmentar, pero lo otro era un problema. Se quedó así. También le comenté que el diseño no era atractivo, que quizás debería pensar en cambiarlo y eso mejoraría la percepción de los anunciantes a estar ahí.

Ese septiembre volví a contactar con él, seguía sin ver publi pero me dijo que estaban a punto de cerrarlo. Yo me volví a ofrecer. NO iba a cejar en mi empeño.

A principios de 2012 volvimos a contactar para otra cosa, y entre medias le puse en contacto con uno de mis portales para ver si entre ellos hacían negocios, que creo que no llegaron finalmente a nada.

En enero de 2013, aproveché que se habían convertido en líderes de segunda mano para tirarle de nuevo los trastos. Me dijo que cuando optimizaran algunas cosas pensarían meter algo de display y que volveríamos a hablar.

A finales de año, empecé a ver publicidad offline de milanuncios a tope, especialmente en tv, y también en el futbol. Y ayer veo esta noticia.

Conclusión: Ricardo tenía las cosas tremendamente claras, mantuvo un diseño antediluviano (para pantallas 800×600) que sigue a día de hoy porque lo importante era la audiencia y, posiblemente, no cambiar nada de lo que está funcionando. No puso publicidad, sólo algo de Google, no nos hizo caso a muchos porque sabía lo que quería. Sabía más que nosotros. Es más listo. Yo no tengo ni idea de webs, y esto me lo confirma. Si yo hubiera sido él no hubiera hecho las cosas como las ha hecho, y este resultado hubiera sido impensable para mí. Cada vez que hablaba con él luego en algún momento lo hacía con mi equipo y les decía: “qué pena, no se da cuenta de que le daríamos mucha pasta con esa audiencia”. No tengo visión global, me he dado cuenta.

Además, le tengo una especial simpatía. En 2010 tuvo una demanda en la que la propia Segundamano le reclamaba que les transfiriera el dominio segundamano.org, de su propiedad, dado a que lo había registrado fraudulentamente. Un caso de David contra Goliat (a segundamano le representaba Cuatrecasas, nada menos). Que se sepa, se puede registrar cualquier dominio por el principio de quien antes llega, se lo queda. Bueno, pues no es así. El poder de Segundamano estuvo ahí y les tuvo que transferir el dominio registrado legalmente. Este caso de un particular contra una multinacional me recordó a mi caso con Risc group, que también perdí como él, y que me hizo sentir que no hay justicia, seguramente lo que sintió él al ver que tenía que transferir un dominio con palabras genéricas. Yo lo estoy recurriendo, y aunque menos mal que ya no me piden el millón de euros que me solicitaban, el castigo que me impuso la jueza de 20.000€ es demasiado para un particular que, realmente, no hizo nada. Él lo tuvo que transferir. No era justo. Ahora le ha devuelto la jugada a Segundamano con creces…

Ricardo, ya te lo he dicho en privado. Enhorabuena!

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *