Coger tu contenido y cobrarte luego por él: el negocio de los agregadores

Imaginen la situación: usted ha hecho para su tienda “A” grandes acuerdos con gran esfuerzo por su parte para tener unos productos de electrónica muy interesantes y vanguardistas. Le ha costado Dios y ayuda, pero ahí están, en su magnífico expositor. Un día un señor “X” viene a su tienda, les coge el Android, la TV LED y el Blue Ray sin previo aviso, y los pone en el escaparate de su propia tienda “B” como reclamo para que la gente que pase por delante vea los grandes productos exclusivos que “vende” y entren en su tienda “B”. De paso, ya que están ahí lógicamente los viandantes ven otros productos de su tienda.

Menos mal que cuando uno de los clientes de esta tienda “B” se muestra interesado por el Android, el señor X le dice que vaya a su tienda “A”, que se lo venderá usted. Uff, menos mal, si no le habría robado en toda regla. Pero no, sólo se lo ha tomado prestado, eso sí, sin consultarle. Sin embargo el cliente ese antes de ir a preguntarle por el Android, también le ha preguntado al señor X por otros muchos teléfonos. Podía haberle comprado el Android a usted… o simplemente no haber llegado a verle nunca.

Con el tiempo, la tienda “B” tiene tantos productos “prestados” que la gente considera esa tienda muy “cool”, y que es fantástica. A usted le da igual, puesto que al final si compra alguien algún producto suyo  le tiene que ver necesariamente a usted.

Llegado el tiempo, gracias a todos esos productos prestados, esa tienda es tan grande que la gente no ve bien los artículos en su tienda. Tanto es así que le llaman desde la tienda “B”, que aunque se siguen pasando por su tienda de vez en cuando para llevarse productos, les vendría mejor que se los enviara usted por UPS, haciéndole una selección de los mejores, o ya que estamos, que les mande todos los productos pero ordenados y etiquetados. ¿Qué menos no? ¡que le está haciendo un favor!.

Al cabo de cierto tiempo, no sólo la tienda “B” tiene más afluencia de gente que su propia tienda pese a que expone entre otros sus productos, sino que además le dice que si quiere que sus productos se vean mejor, les tiene que pagar. Pero ojo, no es que les tenga que pagar por redirigir gente a su tienda, sino que les tiene que pagar por poner un cartel en su tienda “B” diciendo que tienen uno de sus productos expuestos.

Puede parecer esperpéntico, pero es la realidad de los agregadores de contenido tipo Trovit (por citar uno). En este caso concreto, es un negocio de clasificados. Como tal, lo importante es la base de datos: de nada sirve tener una buena aplicación si no tienes productos que mostrar. Es difícil conseguir clasificados así que… ¿y si los cogemos directamente de los portales de clasificados? Dicho y hecho, “parsean” (lo que en lenguaje técnico es poner un robot a escanear las webs de clasificados que quieren) e incluyen en su web los datos de los clasificados. Todo menos los datos de contacto (faltaría más). Si a un usuario le interesa uno de los anuncios, hace clic y es derivado a la web original. Por cada visita derivada pueden darse en una búsqueda varias páginas de resultados en Trovit. Para ellos te están haciendo un favor, ya que te derivan tráfico, ya que ellos posicionan en Google muy bien. Claro está que si posicionan, entre otras cosas, es por el tremendo volumen de datos que tienen (que no es suyo, que lo cogen prestado de otras webs…). Así que no sólo posicionan mejor que tú, sino que lo hacen gracias a tu contenido. Además de rentabilizar su página con campañas publicitarias de otros, se encargan de cobrarte también a ti para que pongas destacados tus propios anuncios dentro de su portal.

Curiosamente, primero disparan y luego preguntan. Es decir, han cogido clasificados de webs que tienen en sus términos y condiciones que se prohibe coger contenido suyo y replicarlo en otra web, y cuando son avisados, dicen que lo quitan, que no hay problema…

Este negocio lo podemos extrapolar a cualquier agregador, ya sean clasificados (Trovit, Nestoria…), información (La Información…) e, incluso me atrevería a incluir a los buscadores. Hacen de tu contenido su negocio, y lo que es peor, nos generamos nosotros mismos un nuevo competidor con nuestros datos. Y yo me pregunto… ¿qué pasaría si no cediéramos nuestros datos a los agregadores? ¿sin datos, qué posicionarían? ¿qué tráfico nos derivarían?

Sin más, creo que es un estupendo negocio. Un buen negocio es cuando consiguen hacer que algo lo consideres como bueno para ti y estés dispuesto a pagar por él. En este caso, pese a que les estás dando el negocio en bandeja, dotándoles gratis del contenido, te hacen ver que te derivan audiencia, que es lo que quieres, por lo que es bueno para ti. Puedes tener esa audiencia o no tenerla… la quieres?

Quizás te interese también...

4 comentarios

  1. David

    Un matiz: Trovit (el resto no lo se pero de Trovit te hablo por experiencia) no parsea datos ni los coge con ningún robot, les mandas un XML y así tienen tus clasificados con lo que no podemos decir que sea un negocio ilícito sino absolutamente lícito..
    Debemos de ser de los tontos porque no sólo se los pasamos como te decimos sino que estamos encantados de hacerlo así.
    De hecho te lo recomiendo para tu producto AVOS, si quieres te presento a gente allí 😉
    Un abrazo y Feliz Navidad.

    1. Iñaki,

      Yo no digo que sea bueno o malo este tema, simplemente me llama poderosamente la atención. De hecho, no sé si es bueno o malo para AVOS… así que de momento, está en standbye.

      Dentro de tu matiz, te comento que Trovit si que parsea los datos, y que precisamente ese ha sido el motivo de escribir el post. En todo caso, está parseando ya a AVOS… ejem

      Bien es cierto que después de hacerlo, te comentan que todo iría mucho mejor si les pasáramos el XML que comentas.

      No conozco a nadie allí de los mandamases, sólo he hablado con la persona que muy amablemente nos ha pedido el XML, a la que le hice preguntas acerca de por qué habían cogido esos datos y demás. No tengo ningún inconveniente en conocer de primera mano su opinión acerca de su negocio y el por qué debemos pasarles el XML o lo que sea…

      Un abrazo.

  2. David,

    Te comento un poquito que hacemos en Trovit, actualmente estamos trabajando con unas 3000 fuentes de los tres sectores (coches, empleo, casas) en 17 países. Para ellos somos o intentamos ser 😉 una buena herramienta de captación de tráfico cualificado. Siempre respetamos la posiblidad de que nos pidan que quitemos el contenido de Trovit, insisto, siempre y inmediatamente lo hemos quitado. El tema del XML te lo pedimos para dar a nuestros usuarios la información actualizada y completa para que los usuarios que lleguen a tu site sean aquellos que les pueda interesar tu contenido. Básicamente es para que, en este caso, tu y nosotros demos un mejor servicio, que al final es lo que estamos persiguiendo todos.

    Espero que con esto haya respondido a tus dudas, en todo caso, ya tienes mi email para hablar de lo que estimes oportuno y clarificar cualquier aspecto.

    Aprovecho para pedirte disculpas si te hemos causado alguna molestia.

    Un abrazo, Albert

    1. Gracias Albert. Te mandaré un email para charlar, seguro. No me habéis causado ninguna molestia, puedes estar seguro. Espero que el post tampoco lo haya hecho con vosotros, si es así, lo lamento y te pido disculpas por mi parte, pero realmente el tema de los agregadores no lo tengo nada claro. Igual después de charlar…

      Un abrazo,

      D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *